El objetivo de este blog es conseguir una mayor motivación hacia el estudio del Ámbito Social.

domingo, 8 de enero de 2017

Reyes Magos

REYES MAGOS, historia de la adoración de los


La figura católica de los Reyes Magos se origina de los relatos del nacimiento de Jesús, en el nuevo testamento. El Evangelio de Mateo es la única fuente bíblica que habla de los Magos.

“Nacido, pues Jesús, en Belén de Judá en los días del rey Herodes, llegaron del Oriente  a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos  que acaba de nacer? Porque hemos visto su estrella al oriente y venimos a adorarle. Al oir esto el rey Herodés se turbó y con él toda Jerusalén, reuniendo a todos los príncipes de los sacerdotes y a los escribas del pueblo, les preguntó donde había de nacer el Mesías. Ellos  contestaron: En Belén  de Judá, pues así está escrito por el profeta[….]Después de haber oído al rey, se fueron, y la estrella que habían visto en Oriente les precedía, hasta que vino a pararse encima del lugar  donde estaba el niño. Al ver la estrella sintieron grandísimo gozo y. llegando a la casa, vieron al niño con María, su madre, y de hinojos le adoraron, y, abriendo sus cofres le ofrecieron como dones oro, incienso y mirra. Advertidos en sueños de no volver a Herodes, se tornaron a su tierra por otro camino”.

Como hemos podido leer no se habla ni de que eran tres ni de que eran reyes, solamente dice que fueron tres regalos obsequiados al niño Dios por los Magos. A medida que ha ido pasando el tiempo se ha establecido en tres.

La palabra “mago” también significaba hombres sabios, probablemente astrónomos que conocían el movimiento de las estrellas, razón por la cual se apunta que fueron conducidos por una señal en el cielo.
En el libro la Leyenda dorada o, en latín, Legenda aurea  compilación de relatos hagiográficos reunida por el dominico Santiago (o Jacobo) de la Vorágine arzobispo de Génova  a mediados del  XIII dice:
El primero de los magos se llamaba Melchor, era un viejo con cabellos blancos, barba larga. El ofrece oro a su Señor como a su rey, el oro significaba el poder real de Cristo.
El segundo nombre Gaspar, joven, sin barba, rojo de color, ofrece a Jesús, incienso, en homenaje a su divinidad.  
El tercero, de rostro negro, llevando roda su barba, se llamaba Baltasar, ofrece la mirra que recordaba que el hijo debía morir.


Bienvenido al blog TESámbitosocial

Blog de Manuela Casado González, iniciado en marzo de 2010.

Correo-e: profesora.casadogonzalez@gmail.com

Seguidores